Las falsas creencias en torno al consumo de drogas y la sexualidad, impulsan a los adolescentes y adultos jóvenes a consumirlas para buscar potenciar el placer sexual. Sin embargo, a partir de esta falacia y la costumbre de anestesiar las primeras experiencias sexuales, las relaciones en abstinencia se convierten en sesiones de mucha frustración. En la prevención de las recaídas y en el proceso de recuperación, es de suma importancia compartir dudas e inquietudes con los compañeros de terapia, terapeutas y madrinas o padrinos que ya se hayan recuperado.

Las carcajadas, los miedos, el pasón, la resaca y el bajón juegan un papel constante en el mundo de la actividad adictiva. Al mismo tiempo, los remordimientos, la culpa, la pérdida que acompañan este sube y baja existencial hacen un conjunto de experiencias que entrenan la mente del adicto y éste aprende una forma de vida matizada por la intensidad emocional. En el presente artículo se aborda de forma muy breve la depresión que sufren los adictos al iniciar su rehabilitación y el hecho de que culpen a la abstinencia de su apatía. Se plantea que la rehabilitación del adicto debe ofrecer alternativas que cumplan con la naturaleza afectiva del adicto y recordar siempre que el ocio, la soledad y la rutina son precursores de pensamientos adictivos.

Para cualquier ser humano, la capacidad de relacionarse justa, sana y adecuadamente en pareja es el mayor de los retos de madurez y sano desarrollo. En los grupos de autoayuda y los consultorios se narran constantemente diferentes circunstancias en que los adictos buscan en su pareja un refugio, una nueva motivación, la ilusión de vivir y el éxtasis emotivo que extrañan y anhelan. En este artículo se analiza cómo las características de la enfermedad y las conductas típicas maladaptativas de los adictos, junto con la autodevaluación que sufren en el proceso adictivo, los conduce a relaciones destructivas, injustas y frustrantes.

En el terreno de la recuperación del adicto es de suma importancia clarificar el significado que tiene lo que éste hace y enfrenta: el dolor de abandonar la sustancia, de poner límites, de alejarse del grupo de amigos, del desasosiego y el terrible miedo de volver a enfrentar la adicción. En el artículo se analiza el papel de la espiritualidad en el proceso de recuperación desde el punto de vista de la Logoterapia. Se afirma que cuando no se atiende la intención del espíritu, se manifiesta la frustración en un vacío existencial, que se intenta anestesiar o evadir con agresión, drogas, comida, sexo, dinero, poder y prestigio.

Pocasjuntas tiene 31 años y 8 meses de abstinencia. Participa muy poco en los grupos, se aburre y piensa que recibe poco de sus compañeros. Sólo asiste una vez a la semana y a veces ninguna. En su alcoba, Pocasjuntas sueña despierta en el momento que tanto le han prometido en las reuniones de aa: los días mejores que están por venir. Ella anhela abandonar

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search