Praeventum

Imprimir
Lo diferente de los temas que aquí se abordan obedece a una cuestión fundamental y muy importante para la comprensión y entendimiento del fenómeno de las drogas en general y del problema de las adicciones en...

Praeventum
Aplíquese para evitar las adicciones

En esta pequeña sección de la revista, de manera regular se presentarán algunos temas que son opciones de comportamiento, que al ponerlas en práctica, ya sea en lo individual o en los diferentes ámbitos de la actividad de una persona (el hogar, el trabajo, el lugar donde vive, etcétera) contribuirán a prevenir el uso indebido y la adicción a las drogas que alteran la conciencia y el funcionamiento normal del individuo.

Lo diferente de los temas que aquí se abordan obedece a una cuestión fundamental y muy importante para la comprensión y entendimiento del fenómeno de las drogas en general y del problema de las adicciones en particular, y tiene que ver con el hecho de que la adicción a las drogas (farmacodependencia) no tiene una causa única: es multioriginada. Con esto nos referimos a que tiene muchas causas y que éstas pueden estar presentes en la persona y/o en su relación con el ambiente familiar y social.

También es importante indicar que la adicción como problema de salud se refiere tanto a drogas legales (alcohol, tabaco, medicamentos, solventes inhalables) coma aquellas de curso ilegal (marihuana, heroína, cocaína, etcétera) que son empleadas por los individuos con la intención y finalidad de intoxicarse, es decir: por los efectos mismos o por no sentir los síntomas que les ocasiona el dejar de consumirlas.

Entonces las premisas de las que partiremos, aunque parezcan verdad de perogrullo, son las siguientes. Las adicciones:

a) Son un problema social y de salud pública que de una u otra forma nos afecta a todos.
b) Sus causas son múltiples por lo que también deben emplearse múltiples alternativas.
c) Pueden prevenirse con la participación de toda la comunidad, en donde cada persona promueva o realice
alguna(s) actividad(es) en su ámbito de influencia: la casa, la colonia, la fábrica, la oficina, etcétera.

 

Bien, ahora entraremos en materia; tal vez sin reconocerlo, pero sí con el propósito, usted amigo lector ya puso en marcha y está recurriendo a la información a través de esta revista, para conocer las características y aspectos del problema de las drogas. Pues si bien el informarse no evitará por sí mismo que una persona se drogue, sí será un elemento que sumado a otras alternativas permitirá prevenir el uso indebido y la adicción.

El informarse sobre este problema es de mayor relevancia si usted se encuentra en funciones de padre de familia o bien lleva a cabo una labor con niños o jóvenes, ya que el contar con información suficiente y verídica sobre el fenómeno de las drogas y la adicción a éstas, además de auxiliarlo en la comprensión de dicho problema social y de salud, le permitirá dar respuesta a las dudas e inquietudes que le sean expresadas por su(s) hijo(s) o bien por los menores con los que realice su trabajo, de tal forma que éste sea un receptor inmediato que ofrezca una respuesta adecuada que fortalezca la relación y comunicación entre el menor y el adulto, el cual puede aprovechar la oportunidad para generar confianza y seguridad en el primero a partir de la información utilizada para la orientación sobre el amplio tema de la adicción y consumo de drogas.

Las fuentes de que se dispone para buscar y acceder a la información específica sobre el tema pueden ser:

Personas: Médicos, Psicólogos, Trabajadores Sociales, Enfermeras, otros.

Instituciones: Consejo Nacional Contra las Adicciones Tel. 01-800-911-2000; Instituto Nacional de Psiquiatría Tel. (55)5655-2811; Centros de Integración Juvenil Tel. (55)5212-1212, entre otras.

Libros: DORNBIERER, Manú, La otra guerra de las drogas, Grijalbo, México, 1991.

GARZA, Fidel de la y Armando VEGA, La juventud y las drogas (guía para jóvenes, padres y maestros), Trillas, México, 2a. edición, 1990.

LLANES. Jorge, Prevención de la farmacodependencia, Editorial Concepto, México, 1982.

Como puede observar, dispone de bastantes recursos para estar informado y ser consecuente con sus necesidades y la parte de corresponsabilidad que cada uno de los habitantes de este país tenemos frente a los problemas que, como el de las adicciones, nos afectan. Tenemos que contribuir a prevenir que esto continúe sucediendo de la manera como pasa hasta hoy.