Abuso de sustancias que no producen dependencia

Con el título de este artículo se denomina a un diagnóstico psiquiátrico, en la clasificación internacional de enfermedades, dentro del rubro de trastornos del comportamiento asociados a disfunciones fisiológicas y factores somáticos. Las sustancias que no producen dependencia son:

Abuso de sustancias que no producen dependencia

Deimos Aguilar

Con el título de este artículo se denomina a un diagnóstico psiquiátrico, en la clasificación internacional de enfermedades, dentro del rubro de trastornos del comportamiento asociados a disfunciones fisiológicas y factores somáticos. Las sustancias que no producen dependencia son:

o Antidepresivos como tricíclicos, tetracíclicos, IMAO inhibidores de la monoaminoxidasa) e inhibidores selectivos de recaptura de serotonina.
o Laxantes (usados por pacientes bulímicas o anoréxicas).
o Analgésicos (aspirina, paracetamol, fenacetina).
o Antiácidos.o Vitaminas.o Hormonas o sustancias estreoideas.o Hierbas o sustancias populares.
o Diuréticos.

Algunos de estos productos pueden conseguirse sin receta o en cualquier mercado de hierbas. Otros, como los antidepresivos, requieren de prescripción médica.

El consumo persistente e injustificado de estas sustancias provoca gastos y contactos innecesarios con el servicio médico, y a menudo también causa daño al organismo (sistema nervioso, circulatorio, hormonal, óseo, endocrino, etcétera.)

A pesar de advertir al enfermo sobre el riesgo o las consecuencias del abuso de medicamentos, los intentos de disuadir o impedir el consumo de la sustancia se enfrentan a una gran resistencia. Aunque suele ser evidente que el enfermo tiene una gran predisposición a consumir la sustancia, no presenta síntomas de dependencia ni de abstinencia, como en el caso de las sustancias llamadas psicotrópicas (alcohol, cannabis, cocaína, etcétara.)

Para comprender la patología de cada tipo de consumidor, es fundamental distinguir entre lo que llamamos consumo perjudicial, síndrome de dependencia y síndrome de abstinencia.

Consumo perjudicial: se trata de una forma de consumo que está afectando la salud física o mental, al influir en el desarrollo de enfermedades como hepatitis, pancreatis, gastritis o trastornos depresivos de ansiedad. Las intoxicaciones agudas y las resacas (crudas) no son en sí mismas evidencia suficiente del "daño para la salud" requerido para el diagnóstico de consumo perjudicial.

Síndrome de dependencia
Es un conjunto de manifestaciones fisiológicas del comportamiento y del pensamiento, en el cual el consumo de una droga adquiere la máxima prioridad para el individuo. La manifestación característica es el deseo, a menudo fuerte y a veces insuperable, de ingerir sustancias adictivas; también disminuye la capacidad para controlar el consumo, tanto en el inicio como al querer terminarlo.

Existen síntomas somáticos: tolerancia (aumento gradual de la dosis para lograr el efecto inicial), abandono progresivo de otras fuentes de satisfacción o placer, mayor dedicación de tiempo al consumo y sus efectos, así como la insistencia en el consumo, a pesar de sus consecuencias desastrosas, tanto para el cuerpo como para el entorno sociofamiliar.

Síndrome de abstinencia
Se trata de un conjunto de síntomas que se agrupan de diferentes modos y niveles de gravedad; se presentan cuando hay una abstinencia absoluta o relativa de una determinada sustancia adictiva.

Tras un consumo reiterado, generalmente prolongado o de dosis elevadas, los síntomas comunes son ansiedad, angustia, depresión y alteraciones en el sueño; los físicos son malestar general.

Este síndrome puede complicarse con convulsiones (ataques epilépticos), delirium tremens (delirio con temblor de manos) o psicosis (locura). Las sustancias que no causan dependencias están exentas de producir dichos síndromes.

El abuso de sustancias que no producen dependencia está asociado a circunstancias psicosociales en las que también se incluyen hábitos, como la búsqueda y aceptación de intervenciones físicas, nutricionales o químicas (conociendo sus riesgos y peligros), repetidores de recetas, enfermos fingidos (simuladores conscientes).

Es básico efectuar el diagnóstico diferencial en el tratamiento médico de cualquier padecimiento, para no errar en el tratamiento integral del paciente.

El abuso, con o sin dependencia, siempre requerirá de una evaluación especializada, debido a que puede ser el aviso de una enfermedad psiquiátrica.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC