Observaciones en torno al tratamiento antitabaco

En el Primer Congreso de Mujeres y Adicciones, realizado el pasado mes de noviembre por Grupo Addictus, fue palpable la realidad que impera en el fenómeno del tabaquismo en nuestro país. Se pudo constatar que tanto en los programas de tratamiento como en los de rehabilitación para esta adicción, no existen esquemas diferenciables por género.

Observaciones en torno al tratamiento antitabaco

Aline Valdez Aranza

En el Primer Congreso de Mujeres y Adicciones, realizado el pasado mes de noviembre por Grupo Addictus, fue palpable la realidad que impera en el fenómeno del tabaquismo en nuestro país. Se pudo constatar que tanto en los programas de tratamiento como en los de rehabilitación para esta adicción, no existen esquemas diferenciables por género. Esto es, que al ser éste un fenómeno preponderantemente masculino, las características diferentes que tienen las mujeres en cuanto al consumo de nicotina se olvidan o no son tomadas en cuenta.

Dado que el número de personas fumadoras se incrementa, y que gran parte de esta población está constituida por mujeres y por niños, sería importante reconsiderar su particular problemática, donde, además, han sido fumadores pasivos principalmente.

El caso de las mujeres en particular nos lleva a especificar algunas características de su consumo de tabaco: algunos estudios han comprobado que a pesar de que el género femenino consume menor número de cigarrillos al día que los hombres, que tienden a consumir cigarrillos con menos contenido de nicotina y de que las inhalaciones no son tan profundas como en el varón, está demostrado que "las mujeres son más renuentes a dejar de fumar y están más expuestas a las recaídas por motivos emocionales, [al mismo tiempo que] experimentan un síndrome de abstinencia más severo y tienden a ganar más peso cuando deciden dejar de fumar".1

A pesar de que desde finales de los años 70, las técnicas y procedimientos para lograr el abandono del hábito tabáquico han ido evolucionando, el consumo de esta sustancia va en ascenso y los programas encaminados a la cesación no obtienen los resultados anhelados. Desde una perspectiva psicosocial, el tratamiento destinado para que las personas dejen de fumar debe incluir el abordaje y análisis de aquellos factores no fisiológicos que encaminaron dicho consumo, es decir, los sentimientos de pertenencia, poder, gratificación, etcétera, que desafortunadamente respaldan la intoxicación y que son fuertemente promovidos por la publicidad generada por las empresas tabacaleras, las cuales parecen mantener una lucha contra la propaganda antitabaco.

Todo ello cobra importancia si nos percatamos de que las mujeres y los niños representan los sectores de la población más vulnerables y fáciles de persuadir. Es muy fácil vender la idea de que el consumo de tabaco otorga virtudes y emociones que no se poseen y que se desean. Por ello es de vital importancia verificar si en los tratamientos que existen para dejar el hábito tabáquico subyace el control respecto a estos temas, pues se ha demostrado que "el placer fisiológico de la nicotina se va a generalizar fácilmente a otras situaciones ambientales y sociales, mediante las asociaciones del fumar con diferentes momentos, ambientes, sentimientos, etcétera"2.

Ya en otras entregas he hablado de los diferentes enfoques, métodos y técnicas para lograr la cesación del hábito tabáquico. Lo importante en este momento sería, entonces, estudiar los procedimientos que se llevan a cabo en las instituciones que tienen programas para dejar de fumar, sus funciones básicas y sus procedimientos, de lo cual abundaré en el próximo número.

Notas
1 Ponciano, G. et al. "El Tabaquismo desde una perspectiva de género". En: Memorias del Primer Congreso Nacional de Mujeres y Adicciones. Secretaría de Gobernación, México, 2000, p. 37
Prevención y cesación del tabaquismo, proyecto interagencial tabaco o salud en Latinoamérica. Organización Panamericana de la Salud, Venezuela, s/f.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search