¿Por qué fuman las mujeres?

Detrás del hábito tabáquico en las mujeres existen múltiples factores que propician, estimulan y perpetúan el consumo de nicotina, que pueden variar según el país, el tipo de economía de éste, la clase social, la ideología dominante y la aceptación social del tabaco.
Dichos factores pueden ser internos (autoestima e imagen de sí misma)

¿Por qué fuman las mujeres?

Aline Valdez Aranza

Detrás del hábito tabáquico en las mujeres existen múltiples factores que propician, estimulan y perpetúan el consumo de nicotina, que pueden variar según el país, el tipo de economía de éste, la clase social, la ideología dominante y la aceptación social del tabaco.

Dichos factores pueden ser internos (autoestima e imagen de sí misma) y externos (aceptación social y publicidad del tabaco). Según algunos estudios, el hábito de fumar suele iniciarse en la infancia pero es en la adolescencia cuando se desarrolla con regularidad, posiblemente por ser la etapa del descubrimiento, el desafío, la rebeldía y la experimentación.

Las razones por las que las mujeres adultas continúan con el consumo de tabaco son varias. La dependencia física, la multiplicidad de funciones, la escasez de ingresos, el estrés y los comportamientos de adaptación, son algunas de ellas.

Es importante recalcar que en el proceso de convertirse en fumadoras --aunque es algo que se da en ambos géneros--, la publicidad juega un papel preponderante. A través de una gran cantidad de artificios y estereotipos, la publicidad vincula el consumo de tabaco con la imagen que la sociedad ha predeterminado para la mujer, que la relaciona con una persona con prestigio, madurez, elegancia, pertenencia, sexualidad, etcétera.

Sin embargo, a pesar de que estos aspectos sociales son un fuerte refuerzo en la adquisición del hábito de fumar entre las jóvenes, éstos pierden importancia a medida de que se consolida la afición al tabaco, pues aumenta la dependencia y el fumar se incorpora paulatinamente a su rutina cotidiana, dificultando así el abandono de dicho consumo.

Aunque se sabe que en los próximos 30 años, las defunciones relacionadas con el tabaco entre las mujeres aumentarán a más del doble y para este año morirán anualmente más de un millón de mujeres adultas por enfermedades relacionadas al tabaquismo, y a pesar de que se difunde incesantemente información sobre los riesgos para la salud, el consumo de nicotina sigue aumentando. Paralelamente, debemos comprender que para poder generar un abordaje adecuado de esta problemática, se requiere atender los motivos por los que una mujer sigue fumando y que van de la mano con factores más complejos que los que las hicieron iniciarse en el hábito. Dado lo anterior, en las mujeres adultas debe estudiarse entonces la dependencia que hay a la sustancia tóxica, las creencias que hay alrededor del binomio peso corporal/tabaco, las emociones negativas que traen consigo --estrés, soledad, tristeza, enojo, dolor, frustración--, y el entorno social, para entonces encontrar una respuesta que nos indique por qué una mujer consume y/o abusa del tabaco.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search