Testimonio de Sasha Sokol

Imprimir
LiberAddictus: ¿Por qué decidiste hacer pública tu adicción y tu rehabilitación?
Sasha Sokol: Porque hice una entrevista en la que me preguntaron dónde había estado en todo ese tiempo y me pareció coherente decirlo. Creo que parte importante de enfrentar una adicción es asumirla, no sólo frente a ti, sino frente a la gente que de alguna manera compartió contigo

Conversación con Sasha Sokol

Sinto Espresate Renau y Julio E. Hernández Elías

LiberAddictus: ¿Por qué decidiste hacer pública tu adicción y tu rehabilitación?

Sasha Sokol: Porque hice una entrevista en la que me preguntaron dónde había estado en todo ese tiempo y me pareció coherente decirlo. Creo que parte importante de enfrentar una adicción es asumirla, no sólo frente a ti, sino frente a la gente que de alguna manera compartió contigo esa parte de tu vida, y una parte importante de esa gente es el público.

Hay ciertas cosas que yo hacía o dejaba de hacer a raíz de mi adicción, en las cuales afectaba la relación directa con mi público, entonces, una manera directa de pedir perdón era admitir mis errores.

LiberAddictus: ¿Cómo fue la entrada y cómo decidiste la salida de la adicción?

Sasha Sokol: El camino de entrada, como todos, fue tonto, fue por evadir cosas que me disgustaban, o que no quería enfrentar. La salida fue al notar que no era feliz. Me di cuenta que, para ver las cosas claramente, debía estar clara, y parte de esa claridad tenía que ver con mi adicción. Sentí mi situación horrible, pues ni siquiera me daba el chance de ver si podía o no con mi adicción. Entonces me fui a un tratamiento y ha sido genial todo el aprendizaje, porque me ha permitido ver cosas que antes no hubiera notado.

LiberAddictus: ¿Cuándo decidiste dejarlo?

Sasha Sokol: En agosto de 1993

LiberAddictus: Y desde entonces...

Sasha Sokol: Desde entonces soy niña buena. Es curioso, porque cuando entré al tratamiento me sabía con un problema de adicción, pero salí dándome cuenta que tenía muchos problemas, que sólo criticamos las adicciones a la droga o al alcohol, pero no criticamos la adicción a la inseguridad o al miedo, la codependencia, tantas que tenemos y vamos arrastrando mientras nos creemos felices.

LiberAddictus: ¿Qué diferencias hay entre el antes y el después de la adicción en tu carrera artística?

Sasha Sokol: Soy muy diferente que cuando usaba drogas, inclusive soy diferente a antes de haberlas usado, porque estas experiencias me confrontaron con lo que no quería enfrentar: la soledad, los defectos y muchas cosas que no me gustan de mí y de mi alrededor. Soy un mejor ser humano ahora, por lo menos ya no evado mis defectos y trato de trabajar en ellos. Además, el haber estado cerca de la muerte re hace ver la vida de otra manera, te hace disfrutarla intensamente, pero con una dirección, porque antes era intenso pero desbalagado, y ahora trato de encontrarle un lado rico a cada hecho, aunque no me guste. Soy mucho más feliz ahora. Me di cuenta que la felicidad está dentro de mí, y no es una frase cursi o trillada, es en serio, lo importante está en mirar hacia dentro, tener paz, enfrentar lo que no me gusta y valorar lo que sí.

LiberAddictus: ¿Tú crees que el ambiente artístico en el que te has desenvuelto influyó en tu proceso adictivo?

Sasha Sokol: No creo que por estar en el medio artístico forzosamente debas usar drogas o ser prostituta. En mi caso, creo que todo fue parte de un proceso que me llevó a tomar mis decisiones.

LiberAddictus: ¿Qué te gustaría decirle a los jóvenes, al público, en su mayoría joven, sobre el consumo?

Sasha Sokol: Cuando hago este tipo de entrevistas, o pláticas en universidades y preparatorias, no le digo a la gente lo que deben de hacer, platico mi historia esperando que a alguien le caiga un veinte. Estaba leyendo hace poco un libro de Fernando Savater, basado en la ética, que a su vez está basada en el humanismo, y el humanismo tiene que ver con ponerse en el lugar del otro. Hablaba de cosas que te dan placer pero tienen una responsabilidad tremenda, y cuando no asumes esa responsabilidad te estás perdiendo la mitad del juego. Creo que puedes hacer muchas cosas placenteras, pero hay ciertas reglas en donde, cuando lo que haces te mata de alguna forma, no se vale, porque entonces ese placer está disfrazado de castigo. Entonces creo que se vale hacer todo, siempre y cuando tengas la claridad para notar si eso es un placer o un castigo.

LiberAddictus: Acabas de usar el verbo matar, y hace rato dijiste que todavía eres adicta, ¿esto es porque tu proceso de rehabilitación es constante?

Sasha Sokol: Es que la rehabilitación no es un mes en una clínica, no tiene que ver con algo que hagas un par de horas al día, sino cómo miras la vida todas las horas del día, tiene que ver con adquirir conciencia. Eso se trata mucho en todos los tratamientos, no puedes decir que superaste tu adicción porque te vuelves otra vez muy frágil, crees que dominas a la droga y no que ella te domina, por eso te rehabilitas constantemente. En mi caso, por ejemplo, no estoy clavada con la droga, pero hay personas en las juntas que tienen cincuenta años rehabilitados y que, si no pensaran todo el tiempo en su adicción, caerían otra vez. Cada quien reacciona diferente y los programas de rehabilitación debes adaptarlos a tu forma de vida.

En mi rehabilitación ha tenido más que ver el rehabilitarme como ser humano que mi adicción a la cocaína, porque creo que en mi caso la cocaína fue el síntoma, pero la enfermedad tenía que ver con muchas otras cosas, entonces hay que hacer un trabajo más profundo.

LiberAddictus: Acabaste de mencionar las juntas. ¿Tu imagen de artista, de personaje público, no te dificultó la entrada al centro?

Sasha Sokol: El único momento en que el personaje te molesta es cuando te lo crees. Yo llego a una junta y si los demás se sienten de tal o cual manera es problema de ellos, no mío, porque si además de mis problemas tengo que preocuparme por los de los demás estoy frita. Creo que eso fue mucho del problema que me orilló a la droga, el estar tanto al pendiente de la que los demás veían en mí, yeso no sólo pasa con una junta, sino con salir a un restaurante o pararme en un escenario, tiene que ver con tratar de dominar ese ego.

LiberAddictus: Hace rato hablaste de conciencia. ¿Tú problema adictivo sería el parteaguas, la conciencia de Sasha?

Sasha Sokol: Definitivamente. Fue un momento decisivo como ser humano. Es loco pero tengo que agradecerlo. Y esto no quiere decir que lo sugiera. pero en mi caso se dio de tal manera que en vez de morirme decidí vivir, y no sólo decidí vivir una vida equis. sino que me propuse vivir poca madre y vivir feliz, cambiando constantemente cosas en mí y tratando de darlas y proyectarlas. Antes de mi adicción la vida era como esta canción de Pink Floyd, Confortambly numb, estaba anestesiada aunque no usara una droga, porque usaba muchas cosas que te van alejando de sentirte bien. Eso es lo que a mí me ha ayudado más en mi tratamiento, la conciencia que se puede despertar en ti y que te mantiene alejado de la droga, sea la inseguridad o la cocaína, que además son igualmente dañinas.

LiberAddictus: A veces dicen que hay procesos adictivos que afectan mucho más a la persona que la misma sustancia.

Sasha Sokol: Claro. Lo que pasa es que tendemos a juzgar la parte superficial, la droga, pero no vamos más adentro, y creo que adentro hay cosas mucho más adictivas. también peligrosas y que sería importante analizar.

LiberAddictus: ¿Qué sugerencias le podrías dar a la gente cuando dentro de una familia hay complicaciones? ¿Cómo se puede prevenir para que la persona no tome el camino de las drogas?

Sasha Sokol: Esto tiene que ver con un apoyo familiar, en la escuela y en la familia, pero la verdad es que yo tuve mucho apoyo por parte de mis padres, cuento con amigos que me han apoyado y aun así mi perspectiva me orilló a hacer lo que hice. No sé qué medidas se puedan tomar socialmente para que no existan este tipo de problemas, porque tienen que ver con aspectos muy sutiles de la historia de cada adicto. Es importante que haya campañas, pero que sean bien directas. De alguna manera nos mofamos del programa Di no a las drogas y todo este tipo de campañas que se han realizado; no sé cómo se podrían hacer campañas que puedan apoyar más masivamente. Creo que tiene que ver con el humanismo, con el cuidado y el respeto. Si cultiváramos el humanismo no nada más ayudaría a erradicar el problema de la adicción, sino que también ayudaría a erradicar otros problemas tremendos, si hubiera compasión se alivianaría de alguna forma la pobreza, si el problema del otro lo volvieras tuyo, existiría una mejor comunicación entre las personas. Tal vez por eso hago pláticas, porque me encantaría comunicar, más allá del Di no a las drogas un di sí a la vida, está poca madre vivir con conciencia y dirección.

LiberAddictus: ¿Qué piensas del narcotráfico y la legalización?

Sasha Sokol: Es un tema muy delicado. Al legalizar, no evitaríamos la adicción, pero ayudaríamos a deshacernos del narcotráfico. Creo que sería una medida que podría ayudar al problema. De alguna manera, con toda esta lucha contra el narcotráfico no se ha ayudado a evitar el consumo, al contrario, y no sé, en el momento que se legalizó el alcohol evidentemente siguieron existiendo los alcohólicos, pero al menos terminó la parte violenta del problema.

LiberAddictus: ¿Qué es el arte para ti?

Sasha Sokol: Desde el punto de vista de un artista, el arte es la vida. No concibo la vida sin el irte, y hablo tanto del arte de amar como del arte de la creación. Te ayuda a ser un canal por el cual fluye la energía, y tiene que ver con transgredir en el buen sentido, con reflejar lo que te sucede y que también le revele cosas a otra persona, con trascender el momento y cobrar vida. Es entonces cuando ya no te pertenece, sino que eres el canal que permite su paso a través de ti, pero no se queda en ti, ni en tu tiempo ni en tu espacio, sino que adquiere carácter universal.

LiberAddictus: ¿Este canal tiene que ver con que alguien sea más sensible al mundo que le rodea?

Sasha Sokol: El hecho de que seas artista no significa que seas más sensible. Hay artistas más sensibles que ciertas personas, pero hay seres humanos que se dedican a la medicina y que su sensibilidad es fenomenal. Creo que la sensibilidad es inherente al ser humano, no es exclusiva a una forma o un oficio, trata de incluir, no excluir a nadie. y volviendo a lo del canal, el artista no es el hacedor, sino el observador.

LiberAddictus: ¿Algo que quisieras agregar?

Sasha Sokol: Quiero agradecerles que me hayan dejado participar en este número, junto con autores como Felipe Ehrenberg o Carlos Monsiváis, porque aunque hemos tenido vidas distintas y nuestros enfoques pueden diferir, en la adicción somos iguales y no eres más o menos intelectual, eres un ser humano con debilidades, y así como en otras Cosas, somos lo mismo, tenemos la misma fibra, y me parece genial que pueda serle de interés a alguien mi experiencia.