El abordaje del alcoholismo en México Entrevista con el doctor Rafael Velasco Fernández

El presente documento forma parte de la entrevista realizada al Dr. Rafael Velasco Fernández con relación al abordaje que se le ha dado al alcoholismo en nuestro país. Se retoman aspectos históricos, logros y dificultades...

El abordaje del alcoholismo en México
Entrevista con el doctor Rafael Velasco Fernández

Sinto Espresate Renau

Addictus: Doctor, según su propia experiencia, ¿cómo ha sido este abordaje?, y ¿de qué manera participa en la actualidad el Conadic?
Doctor Velasco: El alcoholismo, como problema médico y social, ha sido conocido y abordado desde la época precolonial. Los diversos códices, en particular el llamado Florentino, demuestran el interés público que se tuvo desde antes de la conquista en los problemas individuales, familiares y sociales que provoca el abuso del alcohol. Desde entonces se han hecho programas con esfuerzos de diversa índole para disminuir el consumo de bebidas alcohólicas, tomar medidas preventivas y tratar a quienes son víctimas del alcoholismo.

El Conadic es, así, un eslabón más de una cadena de campañas, esfuerzos y programas que se han venido sucediendo en el tiempo. El Consejo Nacional Contra las Adicciones fue creado en 1985 por un Decreto Presidencial y está integrado por el Secretario de Salud, quien lo preside, por los titulares de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal cuyas atribuciones tienen relación con las funciones del Consejo y por los representantes de organizaciones sociales y privadas relacionadas con la salud.

Su función principal es la de promover y apoyar las acciones de los sectores público, social y privado tendientes a la prevención y combate de los problemas de salud pública causados por el alcoholismo, el tabaquismo y la farmacodependencia, así como proponer y evaluar los Programas Nacionales Contra el Alcoholismo y el Abuso de Bebidas Alcohólicas, el Tabaquismo y la Farmacodependencia.

Addictus: ¿Cuáles han sido los logros y cuáles las dificultades?
Doctor Velasco: Un logro importante ha sido el de que las instituciones que integran el Consejo, así como otras oficiales y no gubernamentales, acepten en principio una estrategia común en el esfuerzo por disminuir el consumo de bebidas alcohólicas en nuestro país. Las principales dificultades son justamente aquellas que obstaculizan este propósito fundamental. Como usted sabe, en el problema de las farmacodependencias muchas personas e instituciones quieren participar y así lo hacen a veces con un gran entusiasmo. Sin embargo no todas tienen el conocimiento que es necesario para actuar acertadamente y con frecuencia lo que vemos es una dispersión de propósitos y objetivos, diferencias entre los contenidos que se divulgan e incluso la existencia de estrategias opuestas entre sí. Por ello, el consenso al que me refiero es básico para que los diferentes programas tengan el éxito que todos deseamos.

Addictus: En el marco de este abordaje, ¿cuáles han sido los beneficios de considerar el alcoholismo como una enfermedad desde el punto de vista médico y cuáles de considerarlo como un problema social?
Doctor Velasco: El alcoholismo fue descrito como enfermedad desde el siglo xviii, pero de hecho desde los escritos hipocráticos (varios cientos de años antes del nacimiento de Cristo) se conoce una posición de la medicina que es muy clara: el alcoholismo reúne todos los requisitos de la definición de enfermedad. Esto no está reñido de ninguna manera con los otros modelos que abordan este fenómeno tan complejo, como los modelos sociocultural, psicológico, jurídico, etcétera. De hecho, todos se complementan y permiten tener una visión integral, la única verdaderamente científica y útil para el abordaje de este problema de salud pública.

Addictus: Si el alcoholismo es una enfermedad incurable, progresiva y mortal, ¿qué hace que se vuelva un estigma social?
Doctor Velasco: La definición que usted menciona de alcoholismo es inaceptable para el modelo médico, más aún para los otros enfoques. No, esta visión negativa, aunque sirve a los propósitos de ciertos grupos de autoayuda, no es científica. Por otra parte, uno de los objetivos de las tareas de prevención, tratamiento y rehabilitación del alcohólico es el de lograr que la sociedad deje de ver al alcohólico como un vicioso. Es un enfermo que amerita ser atendido con la misma eficacia que se da tratamiento a otras muchas enfermedades.

Addictus: Es decir que la diferencia básica está en cómo percibe la sociedad al enfermo alcohólico a diferencia del diabético o el canceroso?
Doctor Velasco: La sociedad no percibe a un diabético o a un canceroso como un vicioso, lo tratan como pobrecito. Con el alcohólico hay una carga emocional muy fuerte. El alcohólico es una persona que se automargina a la larga o a la corta, que se va quedando sin familiares e inclusive puede ser un hombre violento debido a su alcoholismo. Todo esto es una realidad, a pesar de eso uno debe de ver al alcohólico como lo que es, como un enfermo que necesita ser tratado.

Addictus: Doctor, inclusive esto ocurre con diferentes enfermedades de tipo mental.
Doctor Velasco: Es cierto, mucha gente habla de apoyar al enfermo mental pero es una realidad, sobre todo en los países en desarrollo, que la sociedad en general los rechaza, y es difícil que la gente acepte que hay que ser humanitario y razonable con el enfermo mental, sobre todo el que ya ha salido fuera de la realidad y habla con Dios o se siente Napoleón. La gente tiene un natural rechazo, natural, que no quiere decir justo.

Addictus: ¿Qué lugar ocupa la prevención dentro de este abordaje? ¿Cuáles son, o han sido, las medidas más importantes que se han llevado a cabo?
Doctor Velasco: Sobre el particular podría darle una extensísima respuesta. Sin embargo, simplemente le diré que la prevención del alcoholismo es prioritaria y se refleja en esfuerzos educativos y legislativos. Podría definirse como el conjunto de medidas que intentan disminuir el número de alcohólicos y evitar que los jóvenes se inicien en el consumo irresponsable de bebidas alcohólicas. Agregaría que es indispensable la participación de la comunidad en los programas preventivos y que lo primero para que esta colaboración se logre y sea efectiva, es un cambio en la actitud de rechazo al paciente alcohólico, por una visión más humanitaria y científica del fenómeno.

Addictus: Volvemos al punto de que es la percepción social el enemigo a vencer.
Doctor Velasco: Si no logramos primero un cambio de actitud de la sociedad toda, la familia y demás, hacia el enfermo. Por eso son los grupos de familiares de alcohólicos. Los programas de prevención no podrán ser atractivos para la comunidad. La sociedad se encuentra a veces incluso entusiasmada para participar en campañas cuando se trata de mariguana y otras drogas ilícitas; en cuanto al alcoholismo sólo se encuentran interesados en saber qué es, pero nos es difícil lograr su participación más allá. Por lo tanto dentro de la prevención una de nuestras metas es la de llegar a la sociedad para lograr un cambio de actitud.

Addictus: ¿Cuáles han sido los resultados de la prevención o para cuándo se esperan éstos?
Doctor Velasco: La eficacia de las acciones preventivas, en el caso del alcoholismo, es un asunto de difícil evaluación y no es posible dar fechas precisas al logro de los objetivos. Quienes trabajamos en las tareas de carácter preventivo, tanto en los ámbitos de la educación como de la salud y de la legislación, por necesidad tenemos que ser modestos. Sabemos que contribuimos a un esfuerzo común que no es fácilmente valorable en sus posibles éxitos, al contrario del sarampión u otra enfermedad en la que existe vacuna, pero estamos convencidos de que es el mejor camino para combatir este verdadero flagelo de la humanidad. Existen, eso sí, metas parciales que se valoran periódicamente y que dan cuenta de la marcha de los programas.

Addictus: Más que fechas, doctor, le pediríamos cuál es su pronóstico para este problema de salud en México, según su experiencia.
Doctor Velasco: Creo que debe quedar claro que son programas a largo plazo, que es muy difícil el dar cifras, ya que es un asunto de años, y que el alcoholismo es un fenómeno psicosocial e individual que tardaría todavía muchos años en lograrse su reducción.

Addictus: ¿Están contemplados y, si así es, dónde encajan los Grupos de Autoayuda?
Doctor Velasco: Los grupos de autoayuda son de gran importancia tanto en los programas preventivos como en los de tratamiento. La relación del Consejo con ellos ha sido y es excelente, y siempre que somos invitados asistimos a sus reuniones de trabajo, congresos, etcétera.

En materia de tratamiento, todo especialista sabe que el apoyo de una terapia de grupo como la que se suministra en Alcohólicos Anónimos y otros organismos de autoayuda, es un complemento muy importante para el abordaje integral del paciente.

Nota
Es Médico cirujano con Especialidad en Psiquiatría, egresado de la UNAM y graduado en 1952. Ha sido Rector de la Facultad de Humanidades, Secretario General y Rector de la Universidad Veracruzana, Subsecretario de Educación Superior e Investigación Científica de la Secretaría de Educación Pública (1982-1988) y Secretario de Salud y Jefe de los Servicios Coordinados de Salud Pública en su estado natal. Secretario General de la ANUIES durante casi 9 años. Posee Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Québec y actualmente es Coordinador General del Conadic.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search