Consensos en adicciones

La percepción de las realidades determina su interpretación y forma de interactuar. Ante esto, los seres humanos damos paso a nuestras acciones. En materia de adicciones, la forma de percibir el fenómeno ha llevado a las acciones para su abordamiento. Pero algo no ha funcionado del todo bien, esto a partir de los resultados obtenidos.

Consensos en adicciones

 

Eulalio López García y Manuel Pérez Bailón

Cien sólo cien,
Cuando cuentas a diez por primera vez, son más de diez,
Cuando cuentas cien, cuántos serán...

La percepción de las realidades determina su interpretación y forma de interactuar. Ante esto, los seres humanos damos paso a nuestras acciones. En materia de adicciones, la forma de percibir el fenómeno ha llevado a las acciones para su abordamiento. Pero algo no ha funcionado del todo bien, esto a partir de los resultados obtenidos.

¿Qué no hemos hecho bien? ¿Qué no hemos visto? ¿Que hemos percibido en forma equivocada? ¿Que no hemos hecho?

Estas son algunas preguntas que nos planteamos ante la situación actual (octubre 2007), y que pueden servir para empezar un ejercicio de reflexión, acaso no tan profunda porque corremos el riesgo de quedarnos así. Tampoco consideramos que debamos evaluar nada en este momento, si no más bien que repensemos desde el principio este fenómeno (¿cómo empezó todo esto?), para tratar de poner sobre la mesa todo lo que sabemos e integremos aquellas opiniones y visiones que han faltado, tal vez encontremos algo que hemos obviado, ignorado u olvidado.

Ahí están, drogas, adictos, expertos, experiencias. ¿Qué falta? ¿Qué falla? ¿Qué debemos hacer? ¿Qué no debemos hacer? ¿Qué debemos dejar de hacer?

La definición actual de las adicciones no ha servido para encontrar la solución. Es necesario, entonces, considerar la redefinición del fenómeno, porque la actual está agotada; ¿es o no una guerra contra las drogas?, ¿es correcto el actual límite de ilegalidad de las drogas?, ¿es suficiente el marco jurídico actual (políticas públicas) de atención al fenómeno?, ¿qué tanto se debe impulsar la reducción de daños?, ¿son suficientes y están bien ejercidos los fondos públicos y privados canalizados?, ¿es un problema de derechos individuales o de interés común social? Éstos son algunos cuestionamientos para abrir la discusión (continuarla).

El consenso es difícil de alcanzar, tal vez por eso hay que lograr consensos, que no es lo mismo que nos consensen a fuerza; hoy este país, esta sociedad, estas comunidades, estas familias, estas personas necesitamos opciones, soluciones, apoyos ante este fenómeno. ¿Quién va a impulsarlos para alcanzar los consensos suficientes?

El fenómeno adictivo es complicado, y más complicada y menos efectiva ha sido la solución (¿existe?)

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search