Este documento pretende analizar elementos de la problemática asociada a la reinserción social para los grupos de personas que usan, abusan o dependen de sustancias psicoactivas.1 Se presenta una serie de factores asociados a dicha problemática y algunos elementos que pueden contribuir a la reinserción de estas personas.

Juventud no necesariamente significa problemas. La juventud es una etapa de la vida por la que todos los adultos hemos transitado, los hoy jóvenes la viven y los pequeños la vivirán en un futuro. El aspecto principal que debemos considerar de esta etapa se refiere a las condiciones generales de desarrollo que la comunidad ofrece a quienes son y a quienes serán jóvenes.

¿Qué es una mujer?
Si le pregunto a mi hija, dirá "es una niña"; si le pregunto a mi esposa dirá que es ella; si le pregunto a un señor dirá "es mi esposa"; si le pregunto a un hijo dirá "es mi mamá"; si le pregunto a una madre dirá "es mi hija"; si le pregunto a un poeta dirá que "es la musa de mi inspiración"; si le pregunto a mis alumnos dirán "es mi maestra"; si le pregunto a un patrón dirá "es mi empleada", y si te pregunto a ti, mujer, ¿qué contestarás?

Uno de los principales problemas que se presentan en el tratamiento de las adicciones es su negación. Pero ésta no se presenta sólo en lo individual. Existe una serie de mecanismos familiares y sociales cómplices que propician la negación y que se instale como un enemigo implacable disfrazado de normalidad en nuestra vida cotidiana. A continuación, señalaremos algunas situaciones al respecto.

A lo largo de nuestra vida, en no pocas ocasiones, enfrentamos el interrogatorio simple, pero asimismo profundo de tres o cuatro infantiles ¿por qué? que nos acorralan.
¿Quién de nosotros no se ha quedado perplejo o sin argumentos ante esta pregunta, o ante la inminencia de tener que enfrentar otra más? Y no es necesario que sean preguntas complejas, elaboradas por eruditos. Basta una sola pregunta inocente, hecha por un pequeño o una pequeña, para hacer tambalear nuestra preparación. El niño o la niña pregunta con sincera curiosidad sobre el funcionamiento del mundo, de su mundo, que siendo oscuro y personal se presenta ante él o ella. No tiene miedo, simplemente pregunta acerca de lo que desconoce.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search